domingo, 11 de octubre de 2009

MIRANDO ADENTRO

El estudio de uno mismo siempre termina con el derrumbe lento pero inexorable de los sostenes del alma, mientras miramos de soslayo la rutina que nos hace andar paso tras paso en el día a día provocando una huida a nuestro más profundo infierno, ha llegado la hora de SENTIR, ABRID LOS OJOS,


¡¡DESPERTAD!!

8 comentarios:

  1. Tienes razon, por eso en mi caso, evito todo lo que puedo estudiarme a mi misma y me refugio en la rutina diaria.

    Hace siglos que no duermo ;)

    Besos desde la oscuridad.

    ResponderEliminar
  2. Sin embargo yo creo que para sentir, y abrir los ojos, es más que necesario conocerse, sumergirse y hasta ahogarse en uno mismo...

    ResponderEliminar
  3. sin duda Southmac a ese infierno me refiero, y que ademas estoy de acuerdo contigo es necesario llegar saludos y mil gracias por pasarte por aqui.

    ResponderEliminar
  4. no te refugies susurros corta la rutina entra en ti te lo agradeceras aunque te cueste

    ResponderEliminar
  5. Para mi no hay mayor regocijo que conocerme a mi misma...mis virtudes y mis miserias...son mias y de nadie más.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Pues me ha encantado esta entrada... eso de mirar y despertar... e ir dejando la rutina...

    Voy a seguir mirando un poquito más

    ResponderEliminar
  7. Abismo que grato ver que lees mi blog y lo volteas de arriba a abajo, me has dado una gran alegria...
    Un basote muy gordo

    ResponderEliminar
  8. Mmm..el derrumbe es una caída que al mismo tiempo que duele, libera.Y,entonces se puede actuar.Hay que sentir, siempre.
    Sí, hay que despertar, también soñar, siempre que obviamente esos sueños no sean como un barco sin capitán, porque sin capitán sólo son sueños disfrazados que se agolpan disfrazando una irrealidad, o huida, de nosotros mismos.

    Saludos!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...